Solemos pensar en los vehículos industriales de transporte como unidades completas, integrales y de uso específico. Pero, en realidad, los camiones y las furgonetas pueden adaptarse para cualquier tipo de uso.

Hoy te diremos las grandes ventajas de las carrocerías o remolques adaptados para camionetas:

Flexibilidad. Un transporte ligero tiene una cantidad de carga limitada, la necesaria para cierto tipo de mercancías y servicios. Pero un cliente en concreto podría necesitar una capacidad de carga algo mayor, pero que no justifique un vehículo mucho más grande. El remolque permite sumar capacidad de carga total y así no pierdes al cliente.

Versatilidad. Hay muchos remolques diferentes, así que puedes ofrecer más servicios

Menor exigencia administrativa. Si conduces una furgoneta ligera (de MMA de 3.500 kg) porque solo tienes el carnet de conducir del tipo B, no te preocupes. No hace falta que hagas los exámenes para conseguir el carnet C1 para transportes pesados.

¿Necesitas una cotización? Contáctanos en Carrocerías Cuauhtémoc, somos verdaderos especialistas.